12.7.16

¿Me recuerdas?



Miren qué bello borrador encontré y les vengo a poner porque aún no termino de ver la película del siguiente "Tijereando films".

Los quiero.

Besitos.

Nunca cambien.

*Saludo de Barbie en Toy Story 2*

--------------------------------

Soy muy quisquillosa para conocer gente, quizá demasiado. Tal vez esa sea la razón por la cuál mí número de amigos disminuye en lugar de crecer. Tiendo a ponerme muchas reglas para descartar gente, si quieren y gustan llamémoslas "filtros". Esos filtros comprenden muchas áreas como conocer gente en persona, por internet, en la escuela/trabajo, etc.

Desde lo que leen hasta lo que escuchan, incluso cómo se llegan a comportar con otras personas y obviamente cómo se comporten conmigo estando solos o acompañados. Todo influye, todo suma; pero de un tiempo a la fecha noto cómo esos filtros no son suficientes y les diré cuál me falta para que ustedes consideren tenerlo en cuenta para sus futuras amistades o para tener un motivo más por el cual llamarme mamona.

Chequen cómo se comportan sus amistades potenciales cuando tienen novio.

Repito: CHEQUEN CÓMO SE COMPORTAN SUS AMISTADES POTENCIALES CUANDO TIENEN NOVIO.

Me evitaría muchísimas quejan y pérdidas de tiempo de haber tenido ese filtrito desde antes. No sé qué pase en la cabeza de las personas al conseguir pareja, desconozco cómo su nebulosa se transforma para que los haga relacionarse diferente con el mundo pero me caga; me caga y a la vez no lo comprendo.

Mí conocimiento en el campo de las relaciones es escaso, no les mentiré. Si nos ubicamos en el plano de la Tierra media es más probable que un orco se haga novio de una elfa a que alguien se fije en mí, y más que por no ser bonita o simpática es porque no tengo tiempo ni ganas de salir a socializar. Estoy muy cómoda y sólo salgo si se juntan los factores tiempo y dinero. Quizá se deba a eso el hecho de que no entiendo cómo ven a un sujeto o sujeta (?), se les clava en la mente y a los amigos los mandan a ese rincón donde todo vale verga.

Tengo tatuado en la cara "Cuéntame tus problemas que no tengo nada mejor que hacer", todos los amigos tenemos ese tatuaje cuando al compa con pareja se le antoja. Verán, no hay nada que hable más feo de una persona que hacerte a un lado cuando está con alguien y venir a acordarse de ti sólo cuando tiene que soltar quejas sobre el noviecito o noviecita que tenga en el momento. Peor si se queja y vuelve con el susodicho o susodicha. 
Aquí es dónde preguntan al unísono "¿Por qué, Miuchis?" Sencillo, por dos simples cosas: Te están usando y desde tiempos inmemoriales es patético ver cómo se quejan de alguien para volver con esa persona. 

Usar a las personas es feo; mucho más feo que una nevera por detrás, que un auto por debajo y que creerse literato por haber leído a Coelho. No respetan tu inteligencia (dándose o no cuenta de ello), creen que no te percatas de que cuando su relación falla ni tardos ni perezosos te buscan en su lista de FB o hasta en la agenda del móvil. 
Y bueno, creo que no requiere mucha explicación la parte de "Volver con alguien de quien tanto te quejas", digo, llega un punto en el que queda peor el que se queja que el otro individuo, en fin.

Es un punto a considerar importante, alguien debería recordarles que los amigos estuvieron ahí antes. Que quizá conocen esas manías asquerosas y gustos culposos que le esconden a su pareja para quedar mejor y que, seguramente, seguirán ahí el día que los dejen.

Puedo decir que hasta ahora lidio con dos de los diferentes matices que puede tener el que alguien que te importa consiga novio/novia y saque a relucir el cobre. El matiz de las quejas y el matiz de alguien que durante tooooodo el tiempo que lleva con pareja apenas y te ha hablado dos o tres veces. Ambas son un cerro de pus y mierda, ninguna apesta más o menos que la otra.

En el primer caso ansío que vuelvan con quejas para anotarlas con calma en un papel, enrollarlo, dárselo y decirles que se lo metan por el orto a ver si así cesan sus putas quejas. Ah, y que se consigan un terapeuta, no personas a las que titulen como amigos para sentirse con la libertad de hablar pestes de su wey o weya (?).

En el segundo sólo deseo que la relación les dure toda la vida a ser posible, así me ahorro decirles lo decepcionante que es saber que la necesidad de estar con alguien los puede absorber por completo.

No sean así así cuando tengan pololo o polola, recuerden que toda relación es valiosa incluso aquellas que no llevan consigo el intercambio de fluidos corporales. Y si no se sintieron identificados, aguas, porque probablemente todo éste tiempo me estuve quejando de culeros como ustedes.

-Miucha-