9.5.10

Estoy tan agradecida, que prometo sólo escupirles la puerta cada que pase por el hotel...

Es curioso, años bueno no años pero sí meses buscando una canción para darme cuenta de que la tenía en mi casa jaja, creo que sería mi nueva droga si no tuviera tanto que agradecerle a la anterior, es una historia un tanto em, ¿cómo decirlo?, ¿triste? jeje bueno al menos de los comentarios que he escuchado de los que se la saben.

En fin regresando después de (otra vez) desaparecer por mucho tiempo regreso para contarles el fin de lo del hotel y posiblemente el comienzo de un extraordinario más (see no soy brillante en las matemáticas, eso sin contar que son horrendas). Para regocijo o asco de ustedes sí me dieron la carta de liberación, cosa que narraré a continuación.

Antes de que se acercara el día de la liberación y teniendo tres semanas tres días de conocer al pinche gerente estaba casi segura (en un 99%) de que el mal-nacido nos pondría a trabajar durante tooooodo ese día para que, al final, nos diera nuestra tan esperada carta. Sip, ese era no mi mayor temor pero sí mi mayor inquietud ya que vamos, ¿a quién no le encojonaría que le tomaran el pelo de esa manera? y mucho más si se trata de una persona como yo que cosa que le dicen cosa que se toma al pie de la letra (menos cuando se trata de bromas sean de mal gusto o no) sea lo que sea, que si a tal hora nos vemos en x lado así tiene que ser, que me pasó x cosa así es cómo debió pasar, vamos en pocas palabras lo que me digan tiene que ser cierto, real y sobre todo cosas que puedan y que vayan a cumplir; pero bueno, estaba segura de que eso pasaría que tendría que llamar a la bola de cholos que si bien no eran cholos si era amigos muy muuuuy pudientes en los putazos.

Al salir de la prepa mis compañeras y yo, salimos sin más que alegría por tener en nuestras manos la dichosa carta y aunque creí que sería la única que suponía cosas tan pinches como la mencionada anteriormente, me dí cuenta de que no era que mi negatividad saliera a flote otra vez ya que ellas suponían lo mismo o cosas similares. Al principio del camino estuvimos creyendo lo peor hasta que caimos en la cuenta de que era mejor no amargarse la trayectoria ya que lo más seguro era que haríamos bastantes corajes al llegar a ese reputísimo hotel de cuarta. Al doblar a la izquierda en el Oxxo que estaba en la esquina ya podía sentir mi encabronamiento fluir, y es que no sólo es por lo que pasó con él sino por cosas que habían pasado días antes y que ahorita les voy a narrar.

Regresando a unos días antes de ir (definitivamente) por la carta.

Ese día habíamos quedado unos compañeros y yo de ir a Plaza de la tecnología para ir a duelear un rato con alguien más y de paso nosotras ir por la carta de liberación ya que el wey había quedado de darnosla ese día y también en llenar unas hojas en las que calificaban nuestro trabajo. El gerente las quería llenar porque no quería que nos calificaramos "perfectas" en cosas que según él no hicimos bien, hijo de perra. Después de comentarle que las camaristas y la recepcionista eran las que tenía que llenarlas fuimos con ellas para que nos ayudaran, mientras tanto se suponía que el gerente haría la carta. Las trabajadoras que fueron, la verdad, buena onda en nuestra estancia al parecer se habían ido porque anduvieron de pinches cortantes, mamonas y sentidas ese día, el por qué aún está en duda y siendo franca nos valió un taco de verga. Soportar sus pinches miraditas de mata-putos, aguantar sus pinches indirectas y torcidas de boca, para que al final el pinche gerente nos dijera que no que porque hasta el mero día de la "liberación" nos la debía entragar; si era así en ese momento me pregunté ¿para qué putas ñongas en ese caso nos quería aquí ese día?.

Regresando al tiempo del inicio de este post.

Por lo mismo íbamos allá dudando que nos la fuera a entregar y al llegar y ver que el culero no estaba ahora sí de forma justificada, nos pusimos a pensar lo peor. "Éste pendejo de seguro no vino para no darnos la carta", "Pinche ojete nos va tener aquí hasta que regrese", "En cuanto cruze la puerta le voy a reventar los huevos a orda de putazos"; sí lo sé no es el mejor lenguaje que tengo estando enojada, pero ese wey merecía que yo perdiera la pose estando más cabreada que que cosa, porque de verdad tengo un lenguaje bastante decente estando en estado normal. En serio.

La contadora (el picador del gerente) andaba charlando con una chava que hizo sus práticas creándoles la página web a ese congal de quinta, son tan pinchemente codos que ni siquiera querían gastar en eso, después de tratar con ella nos habló a nosotras, una por una para entregarnos la carta y firmar de recibido, y una vez entregadas las cartas nos fuimos de ahí para definitivamente ya no regresar.

Seep, y el gerente jamás apareció y eso que no era su hora de comer no se quizo topar con nosotras ni nosotras con él, supongo que hasta cierto punto estuvo bien, creo que me escuchó cuando le conté a una compañera que cuando consiguiera la carta lo primero que haría sería arrrojarle una cubeta con pinche agua puerca. No lo sé, pero lo bueno es que ya tengo mi carta de liberación, ya no he visto al gerente, no he tratado con las camaristas que desde mi perspectiva fueron unas hipócritas de primera y ciertamente no me quita el sueño que seguramente tengan el peor concepto de mi, por mi mucho mejor sirve que si no les dirijo la palabra en la calle no sondrán después con su "no me saludaste", y lo que es mejor ya no como de forma tan incómoda cómo cuando iba a trabajar.

Seee, y pues lo del extraordinario es sencillo, quizá haga uno de geometría, es que en serio soy malísima con los números y siendo honesta no le encuentro un fin práctico, al no encontrarle uso sencillamente me da lo mismo esa materia, lo malo es que al entrar a la universidad (si es que sobrevivimos después del 2012 jajaja) a ellos no les dará lo mismo un extraordinario de Geometría que haberla pasado bien en el semestre. Y no quiero irme a recursamiento después, ya tengo bastante con el de álgebra... Seee no soy brillante al momento de los números y menos cuando me sustituyen una cifra con una x o una y. Pero bueno aún tengo chance, sólo necesito obtener un 7 para el tercer parcial, pero hey ya mejore que comparan un 6 y un 5 que un 3 y un 4 anteriormente.

-Miucha-

1 comentario:

Whitesofilu dijo...

Bueno miucha-san al menos ya te libraste de lo del hotel ^^

Suerte con lo del extraordinario...yo me voy a llevar un titulo..o no sé como se le diga en otras escuelas, soy el limite de la mediocridad -_-"

Bueno miucha-des ^-^ me largo, sigo queriendo ver tu novela eh! (has de decir "ah como jodes oneechan" jeje xD)bueno me voi n_n
Sayo!