25.6.10

Recordando por qué no me gusta hablar con gente nueva...

Sé que me desaparecí y que les dejé un tema muy muuuuuuy simplón y sin chiste, pero bueno ya comprobamos que escribir a lo imbécil sobre mi diario acontecer no es lo mío.

Hace no mucho algo me hizo recordar la razón de por qué no me gusta entablar conversación en la calle con gente que no conozco, vamos no me gusta siquiera que me hablen entes ajenos y extraños a mí y no es porque me dé mis aires de grandeza ya que no es así; simplemente las últimas dos veces que eso me ocurrió, bueno digamos que no fue una experiencia muy grata.

La penúltima, que la tomaremos por la primera, fue hace ya algún tiempo en el que tenía que regresarme a la casa y como costearme un taxi no está en mis posibilidades (de hecho sí lo está pero es ridícula la cantidad a pagar desde el centro hasta mí casa) decidí tomar el camión, see ustedes saben, esos medios de transporte que la mayoría del tiempo huelen a baño público pero en fin, llegué a la parada del autobus y ahí había una señora ni tan vieja ni tan joven llorando de forma desconsolada. Una parte de mí se quería ir porque la gente así la hace cabrear, y la otra quería ver si podía ayudarle en algo; estúpidamente obedecí a ésta última y me acerque a pregutarle en qué le podía ayudar.

*Señora llorando de forma desgarradora*

Em, disculpe está todo en orden?- le pregunté.

Qué te importa!- respondió.

Mándala a la chingada, total la que la está pasando de la jodida es ella- me dijo Ryoko, y le hize caso así que me senté al otro extremo de la parada.

Pasaron los minutos y la "doña" me hechaba mirada de "te joderé a golpes" hasta que de buenas a primeras me comenzó a cuasi gritar.

Nunca nunca te enamores!! los hombres sólo te usan y te votan cuando se aburren de tí!!-

Desde entonces procuro no dejar que me hablen, no hablar y mucho menos ponerme cerca de señoras con el rimel corrido y que estén llorando ya que comenzarían a quejarse como histéricas.
De verdad, si algún día alguien tiene la desgracia de conocerme en persona sin antecedentes del messenger o similares lo más seguro es que se topará con alguien por demás mamona y cortante; han sido tan malos mis encuentros con gente extraña que ya sea por simpáticos o jode-madres terminan hablándome, que ya trato de evitarlo a toda costa, así tenga que sacar un cúter o cosas similares para provocar miedo y que se alejen. ¿Que soy toda una mamona? claro que lo soy, y francamente no me interesa que lo piensen así.
La última en sí fue cuando asistí a una reunión, en la cual no había nadie con quién yo pudiera decir "que a toda madre, vamos a charlar" así que me enfoqué en el trabajo que me asignaron y por azares del puerco destino terminé charlando con una chava. Todo estaba bien, en serio, todo iba genial y la conversación no me podía ser más amena, y para que eso suceda esta en chinga; no me dí cuenta de cuándo la conversación giró a la derecha y me comenzó a hablar de que amaba a un tipo, el tipo pues andaba con otra chava y ya se imaginarán lo demás.
Lo perturbador comenzó cuando me empezaba a contar que había investigado a la tipa, que sabía dónde estudiaba, que el tipo huía de ella (literalmente) y que había dado con su dirección usando una herramienta de Google... maldito terror. Sí, se trataba de una chava obsesiva-acosadora, ¿nada mal para ser lo último no?.
En fin, sólo quería dar señales de vida con algo, por cierto ya tengo el primer capítulo de la novela, ahora la duda es ¿la subo aquí o abro un blog a parte?.
-MIUCHA-

No hay comentarios: