3.9.10

Buenas tardes ella viene de Japón...

Para no variarle, con el inicio del semestre pasó algo nuevo, llegó una alumna recién traída de Japón, de tierras niponas que como saben es mi especialidad al momento de hablar. Y contrario a lo que se podría pensar de mí (osea'se que se podría pensar que yo le hablaría de volada y le preguntaría mil y un cosas de allá) hasta el momento sólo he tenido la oportunidad de hacer con las manos el símbolo de la paz como saludo. See, pareciera que la chavita no me cae, la verdad no he tratado con ella y honestamente sí me gustaría, sólo que algo me lo impide, QUE TODO EL JODIDO SALÓN LA RODEA COMO SI NUNCA HUBIERAN VISTO A ALGUIÉN EXTRANJERO ANTES.

Afortnadamente me dí cuenta de algo, ya no son (y sí, SON, porque no me incluyo en el grupo de los incultos) tan impresionables ante los gringos, eso cuando menos para mí es bueno. Pero en fin, llegando la japonesita todo mundo se lanzó sobre ella y le preguntaban cosas (estúpidas) a lo cabrón. Como saben y sino pues se los informo, Japón es una cultura y un país diferente al nuestro, y que sea así no significa que esté en otro planeta.

Soy una amargada porque no me idiotizé con un extranjero...

Sinceramente la gente de otros países me es indifierente, no por mamona, amargada o racista como muchos podrían pensar, pero para mí, pues, es sólo gente. Ok que su cultura, costumbres y demás sean toda una fregonería es otra cosa muy distinta ya que personas habemos en todo el mundo y de cierta forma nuestros problemas, ambiciones, sueños y formas de pensar técnicamente vendrían a ser lo mismo. Vamos, a lo que me refiero es que aquí una conocida sufre porque su mejor amigo no la quiere como novia y en Japón, España, Australia, Italia y en muchos más países a alguna chava le está ocurriendo exactamente lo mismo, ¿me explico?.

Si bien suena a que soy aburrida y quizá lo sea pero no se me hace correcto casi acosar a los recién llegados de otros países por el simple hecho de que no me gustaría que me hicieran lo mismo. Es que vamos, supongamos que yo estoy en el lugar de mi compañera nueva pero de forma paralela, osea siendo yo la que se vaya a Japón.

Tomo un vuelo ya sea a E.U.A o a Canadá y de ahí me voy ya directamente a Japón. Llego a mi salón de clases, de una forma un tanto difícil me presento tratando de hacerlo en su idioma, me siento en mi lugar, tomo la clase y en cuanto se sale el maestro ¡MADRES! todos los japos (así les digo, perdón si alguien se ofende) me comienzan a rodear y a preguntar muchísimas cosas en su idioma que muy apenas y entiendo. Por lo menos me desesperaría no saber cómo responderles y mucho menos responderles que son pendejos cuando me pregunten si allá en México conocemos a Lady Gaga (vivencia real). Lo peor de todo sería que confundieran mi idioma con otro con el que no tengo nada que ver y en vez de que piensen que soy mexicana piensen que soy chilena, peruana, argentina o de cualquier otro lugar (en este caso, confundirla a ella con una china). Y si no fuera suficiente que los que me hablen no tengan ni puta idea de qué onda con su país y que me muestren que los japoneses no son tan chingones como yo creía, en el caso de ella hacerle creer gracias al cerebro de orto que se cargan mis compañeros que los mexicanos somos un pendejos fáciles de sorprender.

Desafortunadamente a ella le interesa conocer sobre nosotros, ¿y por qué digo desfortunadamente? porque por desgracia ella no se junta precisamente con las personas idóneas para ilustrarla al respecto. Se junta con cosas, sí así culeramente les digo COSAS, que se creen nice y fresas siendo que les gusta la pinche música ranchera, cumbias y mamadas varias como el reggaeton y que por si fuera poco se cargan un I.Q menor al de un moco. Ojalá y no se heche a perder porque si llega jodida e inepta por nuestra culpa cuando menos el concepto que se tiene de nosotros empeoraría con las personas que lleguen a tratar con ella después de que se vaya de aquí.

Además, como que después de que llegó muchos me comenzaron a preguntar cosas bastante estúpidas respecto a los japoneses, aquí dos preguntas de ellos:

(La chava nos prestó su cámara de fotos, obviamente contenía fotos de cuando se encontraba en Japón)

Pregunta estúpida número 1: Wey sus fotos están bien chingonas ¿por qué se ven mejor que nosotras?

Respuesta a pregunta estúpida número 1: Es que las fotos que se toman son de forma más espontánea y sin poses, a lo mucho hacen señas con la mano, y acá se esfuerzan por verse como putas al momento de fotografiarse. Así que terminan viéndose como unas putas falsas.

Respuesta estúpida a mi respuesta de su pregunta estúpida: Eh pendeja, yo me tomo fotos así, ¿me estás diciendo puta?.

Respuesta a su respuesta estúpida de mi respuesta de su pregunta estúpida: Si te cabe el comentario, pues métetelo.

(Tiempo después la chava nos prestó la Seventeen magazine Japan)

Pregunta estúpida número 2: Wey ¿por qué *nombre censurado por respeto* no tiene los ojos como las de la revista?

Respuesta a pregunta estúpida 2: Porque existe el photoshop, imbécil.

Seguro ya piensan que soy una puritana que le ve lo lógico a todo, pero como les decía cuando menos a mí me encabronaría que se pusieran a preguntar pendejadas obvias sobre mi país.

-Miucha-

PD: Como la inspiración me está llegando bastante seguido hago las entradas y programo su publicación (hermosa ventaja de Blogger que personalmente no me interesa indagar si alguna otra página tiene), así que los eventos podrían ser pasados y quizá podrían confundirles un poco ya que podrían no tener un seguimiento "normal". Trataré de que no suceda así. La japonesa llegó el primer día de clases en mi prepa que fué el 23 de agosto. Gracias por respetar MI proceso creativo y si no les gusta pues, hay otros blogs en donde chingar la madre. Gracias.

2 comentarios:

El diario de York dijo...

¡Hola!
Jajajaj, la verdad esque asi son las cosas. Nomas dejame decirte que hace como 6 años me cambie de una ciudad a otra a vivir que estaban a una distancia de 360 y pico de kilometros de diferencia y los estupidos me preguntaban si era el mismo horario aqui que aya y otras preguntas tontas y eso que agarrando un camionsito llegas a esa ciudad.
No manches pobresita ella que si le queda lejos, a ella si la deben de estar molestando mucho.
Pues pero como es nueva por eso llama mucho la atención. ¡Oye! Pero no dejes que caiga en malas manos (chicas fresas, tontas y cosas de esas) por que se va a hechar a peder. Haz tu mejor intento para hablarle y darte cuenta que conoces un poco mas de su mundo que el resto de la plevada y que tu no la vaz a acosar con preguntas. Trata de guiarla tu en México, no la vallan a asaltar, eh xD
¡Saludos!

El diario de York dijo...

Perdon, cambia un poco el mensaje del comentario, me equivoque: En el ultimo parrafo era "Que se de cuenta que conoces un poco mas..."