5.9.10

Puedes hablar todo lo que quieras pero nunca contestaré mi bananafono...

Ok es el peor título que le he puesto a un post, y si no pues la verdad me da flojera indagar entre tanta paja escrita que hay aquí.

Mi familia es un ente raro para mí así como yo para ellos, de verdad, nos podrían ver en la calle y verían quién es la otaku entre todos ellos. Hace mucho tiempo cuando a una prima no se le subían los humos por entrar a la universidad (ahora se cree hecha a mano) la llegué a visitar junto con M (mi madre, cuyo nombre no pienso exhibir). Salió el tema de la comida japonesa y después de mucho trabajo tratando de aclararles que la comida japonesa NO sólo es pescado crudo, mi prima me dijo que ella había comida curry, siendo hoesta sí me emocioné porque yo no había probado el curry antes, cuando le dije que a qué sabía ella sólo me dijo que no le gusto y su super explicación de qué era curry fué:

ES COMO EL MOLE PERO JAPONÉS.

Ok, pueden tachar de pendeja a mi prima y tienen tooooooodo mi permiso. Es que en serio, son cosas muy diferentes y vean con la estupidez con la que lo relaciona, es como si yo dijera "Los rollitos primavera son como los burritos orientales"... See suena a mamada lo sé.

Además de eso, cuando les dije que mi estilo era el lolita se lo tomaron con el significado del maestro Nabokov, ya se imaginarán todo lo que me dijeron. A todo lo que compraba (léease revistas en internet, series, revistas nacionales, y demás cosas de anime) lo consideraban desperdicio de dinero. Ahora les viene valiendo chosto.

Saben, hace unos días encontré muchísimos patrones de ropa de la GLB, vagué de página japonesa en página japonesa a lo menso (porque no sé japonés) hasta que me topé con ese blog. Desgraciadamente el link no lo guardé, pero con todos los patrones que encontré hacer desde cero toda mi ropa punk-lolita no será problema, espero tener dinero y tiempo pronto.

Saben creo que dentro de dos semanas vendrá una convención, que como sabemos para mí seguirá siendo una convención pito, no creo ir, bajaron muchísimo de calidad en tan poco tiempo, la verdad la vez pasada sentí que sólo les regalé mi dinero. En serio, no pasé ni dos horas adentro (es de esas donde te dejan entrar y salir a gusto) por 60 pesos, que robo y que asco, en serio no valía ni cinco pesos la convención esa. Lo malo es que con todo y que está horrenda la gente sigue asistiendo y lo peor ¡es que quedan fascinados!. Gente imbécil.

Fueron pensamientos que se me vinieron a la mente de volada, pura improvisación.

-Miucha-

No hay comentarios: