16.1.11

Estrenando tarjeta…

Hace mucho tiempo que no veía a mi papá. La última vez que había salido con él fue cuando activamos mi tarjeta de crédito –nada especial, sólo una beca- curiosamente insistió en que sacara “todo”. Solamente retiré 1500 que era la mitad de ese “todo”.
-Préstame cincuenta pesos- la camioneta era prestada.
-Llevo diez días con el dinero intacto, ni siquiera he comprado dulces o cosas de puberta promedio ¿y quieres que comienze a gastar en gasolina que TÚ deberías pagar?- pensé.
-Traes lo de tu beca ¿no?-
-Insistes, sería mejor y más fácil que hicieras otra cosa que no sea dormir y ver televisión- seguía en mis adentros- dicen que en los trabajos pagan- hace mucho que no tiene uno que creo que un recordatorio así no le vendría mal.
Estábamos en un retorno cercano a una gasolinera, para mi desgracia era un sitio bastante frecuentado por ambos. Solíamos pasar por ahí cuando íbamos a comprar libros de Marvel; desafortunadamente la nostalgia me ganó.
-Cincuenta de magna- entregó las llaves. Y al finalizar la carga no me quedó de otra más que dar el dinero.
Más a fuerza que por gusto entregué el billete, después de eso salió de mi un enorme suspiro de decepción, pero ni así sintió vergüenza ni hubo insinuaciones de paga. El cinismo le había aumentado.
- ¿A dónde vamos?- me invadió la curiosidad puesto que había tomado un rumbo opuesto a la casa.
- A ver unas computadoras-
- Vaya- sobra decir que lo dije con desdén.
- Es que creo que voy a ganar la demanda, y si sí, con eso compraré una computadora… y también una para ti, que sea tu navidad- sonaba entusiasmado hasta que tuvo que “darme” una en su charla.
- No necesito una computadora, sería estúpido tener otra, ¿por qué no haces algo mejor como pagarme la prepa?, pero ahora sí hacerlo y no solo decirlo porque el semestre pasado me dijiste que lo habías hecho… y siete días después me dijeron que o pagaba o me daban de baja. Otra, un regalo navideño se da en esas fechas, no le pones el mote y ya, supongo que ahora me dirás que es por motivo del Super Bowl ¿no?- dije en mis “piensos”.
Habíamos llegado a Office Depot, la papelería enorme en la que gustan de venderte libretas comunes a precios que te dejan imbécil. La última vez que me paré ahí compré un aguilón de dibujo y unos pasteles, ambos se los quedó él.
- ¿No quieres ver los Ipod Touch?-
- No me alcanza el dinero para comprar uno, pero ya vi en otro lado y chance y lo compre- a pesar de que me gusta la papelería, entrar ahí sin dinero y sin ganas hace de la experiencia algo casi tan divertido como la castración.
- ¿En dónde?-
- En una casa de empeño, es para lo único que me alcanza-
- …-
Si he de ser honesta, quería que se sintiera mal. Por lo menos a mi sí me remordería dejar a mi hija, en caso de tener una, sin escuela, sin comida, sin nada. He llegado a creer que si no fuera por mi madre y sus ganas de restregarle que hace todo sola, yo no hubiera estudiado este semestre y por ende hubiera perdido el año.
- Ah pues, bueno- sólo pudo decir eso.
La gente me ha dicho que cree que es difícil vivir sin que una parte de la “familia” dé lo que le toca… lo cierto es que no te duele la falta de algo que jamás existió.
---------------------------------------------
No sé ustedes pero eso de vivir cosas meramente jodidas tiene sus lados buenos, por lo menos con eso practico el cómo escribir mejor, además que a los personajes que haga les daré un punto de vista distinto con sólo cambiarles las vivencias, perspectivas y mañas.
Les cuento algo gracioso, desde que regresé a Twitter en menos de un mes conseguí once seguidores haciendo nada. Y como pueden notar a un lado, mis publicaciones no son precisamente las más motivadoras, lindas y entusiastas. Resulta que cuando publiqué que en la Academia Infantil iban a moldear a los niñitos para hacerlos mierda un wey, que seguramente tenía los huevos atorados en el cierre del pantalón, me Twitteó una respuesta haciéndola de pedo. De verdad, no entiendo cómo alguien discute con otra persona, que no conoce, sobre un programa que es considerado por miles, quizá millones, como una mierda. Vamos ¿soy la única que piensa que es una mierda desde que dijeron que ya había terminado, siendo que sacaron su porquería de la Academia Bicentenario? por Luzbel, no puede ser que sólo yo sea consiente de que podrían pasar mejores programas que esos en los que sacan una “estrella” que solamente hace una canción buena y en menos de seis meses ya nadie se acuerda de él o ella.
Bueno aquí va lo gracioso, ese wey fue mi primer troll de Twitter, ¿se dan cuenta? tuve mis trolls en Metroflog, también tuve uno aquí (no sé si se sepan la historia) y ahora en twitter también me “atacó” uno, de verdad que en vez de bajar la moral o asustar sólo logran que una se sienta importante. Falta tener uno en Facebook, lástima que sea muy elitista y sólo admita a un grupo muy reducido de personas.
En fin, sólo era eso y ver qué tal funciona un programa que Windows me hizo bajar, creo que a quienes suban muchas imágenes a sus blogs les vendrá bien.
-Miucha-

No hay comentarios: