9.9.11

Soy un asco.

Hoy vi de cerca aquél acto tan bárbaro al que llaman Bullying. Ustedes saben, esa graciosada que muchos hacen de molestar a las personas por mera diversión aunque las víctimas no den pie a eso.

De verdad que nunca había visto que alguien se lo hiciera a gente que no conoce, y me refiero a que lo más cercano a eso que había presenciado fue en juego y entre amigos. No sabría decir lo que sentí en ese momento, no por el niño que fue fastidiado, sino por el grupo de cabrones que lo jodieron.

Unas compañeras y yo subíamos al puente que está junto a la escuela cuando un niño de primer semestre se nos adelantó un poco. Al subir y ver el puente, para checar a cuánta lacra indeseable tendría que esquivar, noté que había un grupo de seis mocosos y una vieja de su mismo grado a mitad del puente sin moverse. Restándole importancia, ya que lo único que me provocaban era asco por no quitar sus pubertos culos de ahí, seguíamos hablando de un tema medio grotesco que fue motivo de debate.

Caminamos hasta que el niño quedó cerca de esa bolita de weyes. Cuatro de ellos lo cargaron mientras los otros dos y la mocosa revolvían la mochila del niño. Una vez que quedaron a gusto y divertidos lo soltaron y, según me cuenta una chava que venía con nosotras y que tomó el camión con él, el niño se la pasó nervioso todo el viaje. Parece ser que ya iban varias veces que le hacían eso aprovechando que tiene que tomar el puente.

Lo que me jodió más fue el no haber hecho nada y pasarme de largo. Nadie se detuvo a ayudarlo, nadie dijo nada e incluso unos cuantos culeros se rieron de la situación. La razón por la que lo molestaban, además de que el niño no sabía defenderse, fue su estatura. Es más bajito que yo, cosa que ya es mucho decir.

Pero saben, es curioso. Estoy casi segura de que individualmente ni les pasa por la cabeza fastidiarlo. Recuerdo una frase graciosa que me decía mi papá, considerando que quizá algún día podrían fastidiarme en grupo como a él se lo hicieron alguna vez: "En conjunto son cabrones pero sin los otros valen para pura chingada. Los cabrones no saben que no han de ir a cagar en grupo". Sí, él después de ser medio trasquilado (como iniciación en la prepa) por un grupo de chavos los buscó de uno en uno, y a todos los golpeó hasta quedar a gusto... no es tan buen padre como parece.

Hay gente, bastante, que debió tener a mi padre. Yo no, yo debí ser de esas niñas que si les quitan el celular lloriquean hasta que se los regresan o definitivamente se los roban. De aquellas que enfrente de los muchachos fingen no saber absolutamente nada de albur ni de insultos pero que con sus amiguitas son peor que un pinche albañil borracho.

Sí, debí ser de ese tipo de pubertas. En lugar de leer mi nimiedades y porquerías leerían chismes sobre famosos como Justin Bieber. ¿A poco no se emocionarían más con eso?.

-Miucha-

1 comentario:

festival de poesia bolivia dijo...

Somos un asco! son estas cosas las que a uno le aprietan el ano. que triste!