4.11.11

Me siento... ni idea.

Cerré (de nuevo) el blog porque me apenaba que al pasar de las semanas no vieran nada nuevo. Además de ciertos altercados en los que me vi en la necesidad de darle gran parte de mi tiempo a Ryoko, mñeh de todas maneras dudo mucho que me extrañaran.


Hace relativamente poco en un festival de música tuve mi reencuentro semestral con varios conocidos y salió a relucir el tema del Twitter. Parecía ser que dos de ellos tenían cuenta en Twitter y uno me consideró una especie de Twitstar por tener poco más de ochenta seguidores. Me pidieron que los siguiera, uno de ellos quiso que lo desbloqueara (lo hice porque, ustedes saben, la paranoia) y después de mucho analizar le di una oportunidad a aquello de rechazarlo por la red. Resulta ser que lo tengo agregado en Facebook también, lugar en el de vez en cuando me pongo a filosofar cosas peyoteras y pendejadas, como en Twitter hagan de cuenta.


Durante meses dejé de ver la cuenta del bloqueado hasta que decidí darle una oportunidad a sus tweets y me puse a leerlos. Mi sorpresa fue el toparme varios textos pequeños, micro (tipo Twitter), plagiados de mi muro en Facebook. Robó ideas de mi muro colocándolas en Twitter para verse menos culero (creo yo). Le dije por medio de reply que era plagio lo que había hecho y continuó publicando ignorando mi respuesta. Chido. Pensé que por ser ideas puestas en Facebook creyó que igual no importaba así que decidí poner las mismas ideas en Twitter, y aún así le valió verga y siguió. *Redoble de tambores* He aquí el tweet en cuestión:
Imagen 1.1
El bellísimo tweet original arriba... y el pinche plagio hijoputa de mierda abajo. [Ver imagen 1.1]


Me sorprenden tres cosas:


1. Conozco a la persona en cuestión, se caga por los plagios hechos de sus bandas musicales preferidas pero puede hacerlo, y sin titubear, con textos hechos por otras personas. Ahora, analizando la conversación hecha ese día (y poniendo a prueba mi inexistente habilidad psicoanalítica) he de suponer que lo hizo por la urgencia que tiene de seguidores. ¡Por Dios!, plagiar mis pendejadas no sirve, ni servirá, para tener más followers; carajo que si así fuera ¿creen que seguiría con menos de 100?. Además (cambio de tema porque sí) no entiendo cómo es que no les entra la paranoia a los Twitstars, personalmente ahora encuentro algo incómodo tener cientos o miles de seguidores. ¿Por qué? Ni idea. Aunque, por otro lado si fuera yo la urgida por tener followers usaría más los TT, o igual exhibiría mi cuerpo en Twitter, pero plagiar ideas sólo te deja como alguien patético, peor aún si tus potenciales seguidores se dan cuenta de ello gracias a San Google.


2. Alguien cree que plagiarme es la onda. Seré la persona más vil, despiadada y ojete en todo el globo terráqueo, pero jamás tomaré algo como propio si no lo es. Parece ser que alguien consideró lo suficientemente buenas mis ideas como para hacerlas pasar por suyas, culeramente (como me caracterizo últimamente) me alegra que las mismas ideas que yo pongo tienen por lo menos un retweet mientras que en su cuenta ni un escupitajo le dejan.


3. No sé cómo sentirme al respecto. 


Es curioso, hace unos meses me reí de los que se quejaban por cosas así, y sé que ahora muchos querrán echarme eso en cara pero les expondré mi punto.


En ese momento se quejaron puros Twitstar porque sus súper frases estaban siento usadas por otra cuenta. La probabilidad para un Twitstar de ser plagiado aumenta puesto que son personas (o weyes, si no los conozco) con más de mil seguidores, sin contar los visitantes anónimos. ¿De verdad querían que sus grandes ideas se quedaran en su cuenta? Estoy segura que hasta la Coca-Cola las usaría con tal de ahorrarse publicistas. Pero ¿robarle ideas a alguien cuya cuenta es tan pusilánime que ya ni los trolls la recuerdan? Eso sí es patético. Hay mejores cuentas allá fuera, sé que sería mejor pedir que no roben pensamientos/frases/x-mamada-que-escriban pero si lo hacen es un hecho que por sus mentes no pasa más que puro meco que no alcanza a fecundar buenas ideas. Chin-gón.


Creí que esas cuentas que sólo hacen retweets en lugar de escribir eran tristes, pero ahora entiendo que es más triste robar ideas, y de alguien a quién conoces en persona. Les agradecería profundamente si mencionan al usuario y le dejan una ofensa o dos... quizá tres. Háganlo por Ryoko, para subirle el ánimo ya que está triste desde hace unos días. Estoy segura que si se lo pidieran también le mentaría la madre a un desconocido por ustedes.


-Miucha-

No hay comentarios: