25.2.12

Un canal escabroso.


Da hambrita, ¿a poco no?.
"Saco un tupperware rectangular y lo pongo sobre la mesa. Preparo mi cama llenándola de cobijas, almohadas y reacomodando todos los peluches que la invaden. Regreso a la cocina y termino de preparar la comida que irá metida en aquél bento películero. Miro con desdén el tupperware que tendré que usar y maldigo el no haber llamado a mi Nii para que me regrese el que usé para llevarle brownies. Acomodo la pasta, las albóndigas y la ensalada; abro además un refresco de lata y tomo al azar uno de los panquecillos que me obsequió mi amigo el embalsamador.
Me acuesto en la cama y me acurruco mientras enciendo el televisor y pongo el canal del Pánico. Comienzo a picar la comida en lo que inicia EL asesino de la mano de Dios... era la cuarta vez que la veía. Ahí comenzó mi decepción."


El canal del Pánico lo encontré una noche haciendo zapping. Era de esos días en el que el sistema de cable cambiaba el orden de la programación para añadir más canales. Me detuve en ése por el corto en el que habla un sujeto, un asesino en serie mejor dicho, con su víctima y trata de tranquizarla. Amé esos susurros que prometían destazar a la víctima con cariño y sin que lo sintiera siquiera, así que dejé el canal para checar el contenido.


Eran exclusivamente películas de suspenso u horror. Películas que a la gente promedio le sacan sustos y gritos de vez en cuando, obviamente yo quedé encantada ante un canal que al fin contara con contenido perfectamente apto para mi y mis gustos enfermizos. Pero como todo, el gusto llegó a su irremediable fin.


Comenzaron a repetir películas, a veces hasta más de lo que una quisiera. El asesino de la mano de Dios la he visto como unas cuatro o cinco veces. No es mala la película, al contrario, aumentó mi desconfianza hacia todo-religioso-toca-puertas pero fueron demasiadas repeticiones de las que pude soportar.


Me gustaría mandar una nota al canal que dijera:


Queridos programadores del canal del Pánico, escribo ésta pusilánime nota que seguro no llegará a sus ojos para pedirles de favor que pongan más variedad de vídeos. Me gusta que transmitan aquellas que seguro fueron un hitazo en la televisión pero creo que ya hay más de una película semi-nueva cuyo añejamiento ya les permite poseer permiso para transmitirla en su canal. En todo caso, también me animo a pedirles que no se limiten al terror japonés y americano, que si exploran el mercado ruso, el francés, el británico, el chino y coreano se llevarán varias sorpresas gratas, en especial al ver que tienen espectadores felices que con mucho gusto recomendarán su canal.


No quisiera tener que regresar a aquellos días en los que consumía hasta diez películas de terror a ver si de pura suerte me gustaban, ya que su canal marcó mi regreso al gusto por ver televisión. No hagan que me regrese al internet o a buscar en los tiraderos de películas para toparme con cosas como los Tomates asesinos.


Sin más por el momento, su fiel espectadora Miucha.


Quizá un día de estos pasen algo nuevo, tal vez me sorprendan con una película de horror muda o chance me repelan pasando El Santo contra las momias de Guanajuato.


-Miucha-

No hay comentarios: