16.2.12

No crean en dobles canadienses ni en hadas del pito.


Esto de arriba, señores, es de bisexuales. Sí, sus abuelos eran bisexuales, a huevo.



Soy muy tolerante y respetuosa... en serio. Que usualmente me exprese mal vía internet es para sacar tanta frustración y molestia por medio de las palabras, aunque otros crean que sólo sean mamadas. Pero en lo que cabe, si me hablan bien les respondo igual. Sí, ya sé que eso sorprende pero volviendo al punto, soy respetuosa con la gente. Sólo que si me dan razones para creerlos pendejos o cerrados de mente simplemente me caerán mal, así de simple.


No suelo soportar bastante a aquellas personas que no gustan de explorar otros mundos y otros puntos de vista, la gente cuadrada me aburre. Es como escuchar el mismo chiste de siempre, invariablemente llega un punto en el que incluso quieres que el comediante cierre la boca. Y a pesar de que he convivido con gente de ese tipo, la cuestión aquí es qué tanto duré con interés en ellos.


Ahora, a las personas que más les suelo perder el respeto es a los maestros, y mucho más cuando dan información errada o apoyada en la religión, sea cual sea la que profese. Ellos tienen una habilidad asombrosa para molestarme, incomodarme o en definitiva hacerme enojar. El hecho de que sean personas que supuestamente son estudiadas y anden despilfarrando pendejadas me pone mal. Le enseñan pendejadas a alumnos que son incapaces de buscar información para comprobar la veracidad de sus palabras, y por ende crecen pendejos y errados, para terminarla de joder.


Les cuento, estoy tomando una clase en la cual se supone debemos diseñar un producto o montar un lugar donde ofrezcamos servicios. Como podrán suponer, nos tienen que enseñar las bases de la creatividad y debemos ahondar un poco en el rollo de la psicología y simbolismos para poder causar un impacto en el cliente o consumidor, y de esa manera que jamás olvide lo que vayamos a desarrollar.


Hoy estudiamos los simbolismos y que un buen diseño de logo o estampado puede penetrar en el subconsciente del cliente. Para concluir la clase el maestro nos mostró una serie de símbolos y explicó los significados de cada uno de ellos. Como gran parte de ellos los conocía desde mucho tiempo atrás y sabía el significado de los mismos preferí enfocarme en otras cosas. 


Yo no contaba con que mi maestro pensaba como un vil mocho cualquiera, así que mi encabronamiento no se hizo esperar. Según éste simpático señor, los conciertos de Heavy Metal son satánicos y que, cito, hacen sus rituales a medio concierto. Éste caballero al parecer asistió a un toquín bien extremo. Alega que a medio show, uno de tantos metaleros se sube al escenario, se arroja al público y éstos se quitan para que caiga al piso y pisarlo/patearlo/aplastarlo hasta la muerte. Acto seguido lo cargan y lo pasan hasta atrás de la multitud donde proceden a prenderlo en llamas usando gasolina. Ah, sí, y que esto pasa cada semana en conciertos del DF... ¿Soy la única que cree que todo esto está mal?.


No dudo que suceda, de veras, hay gente tan estúpida que seguro hace ese tipo de cosas. Pero, ¿para qué exponerlo ante pubertos con un criterio tan pequeño como la virilidad de Justin Bieber?. Yo sé que las personas tienen derecho a exponer sus puntos de vista, pero no deben exponerlo como verdad absoluta o como un estándar correcto a un grupo de personas que apenas y se concentran en sus propios pensamientos.


Todo mundo estaba al tanto de lo que decía, todo mundo escuchaba a la perfección; no por querer informarse o porque en serio les interesara el tema, sino para ver qué símbolos habían usado los compañeros en anteriores ocasiones y así poderles cargar la pila. Háganme-el-chingado-favor. Incluso a mi me tocó burla, me tocó fastidio sólo por usar una navaja de doble filo como collar. Es que el señor alegó que usarlas significaba bisexualidad. Sí, sus abuelos, sus padres y todos aquellos que las hayan usado para afeitarse, degrafilarse el cabello o hasta para automutilarse alegaban bisexualidad con eso. 


Probablemente sea una estupidez que me moleste esto. Chance yo sea una estúpida, una estúpida que no le gusta ser señalada por cosas pendejas. Señalar a alguien por sus gustos, preferencias, por lo que usa, piensa, etc, es tan pendejo como discriminar a gente por usar color amarillo. Y es más pendejo cuando señalas por creer que lo que los otros portan, viven o piensan, es incorrecto, nomás porque un sujeto que verás sólo un semestre te lo dijo.


Cada quien le da el significado que quiere a las cosas. Me gusta el diseño de la suástica, cuando me ven con ella me tachan de racista y nazi de medio centavo por ser morena. Es gente pendeja que cree que la inventó Hitler, que no tienen ni la menor idea de que en su forma y posición original podría ser la epítome de todo lo positivo. Pero no, son personas que hasta te dicen ignorante porque creen que está chueca. Esas son las personas con las que me encabrona compartir oxígeno.


Me gusta el ankha porque visualmente me es atractivo, está constituida por líneas rectas y curvas, eso me gusta. Sé que se usaba en rituales de fertilidad (o al menos eso logré investigar cuando le puse atención por primera vez) pero al parecer mi profesor conoce lugares donde así marcaban prostitutas. Lo curioso es que sólo mencionó lo último, todo lo malo, lo peor lo expuso y con una seguridad casi comparable con la que los políticos ilusionan masas. Menuda chingadera.


No crean en todo lo que les dicen, marquen significados propios, originales, que les valga verga el prójimo. Tengan un criterio único, estructúrenlo, investiguen, no se queden con el primer ladrido que haga cualquier desconocido. 


Que Obama es el anticristo, que Hitler usó brujería para resucitar tres veces porque tenía treinta enfermedades venéreas (porque eso también nos lo dijo mi querido profesor), que Paul McCartney está muerto y fue sustituido por un vivaracho canadiense, que el hada del pito se los arranca a cambio de cincuenta centavos, no coman mierda, en serio.


Crean en lo que se les de la gana, es más, si son pendejadas no hay pedo. Pero no por eso se aprovechen de otras personas estúpidas para meterles sus ideas en la cabeza. Eso sólo lo hace la iglesia y miren cómo están las cosas. Eso de meterle mierda en la cabeza a la gente ignorante no está cool*.


Un consejo antes de ir a vomitar amarillo y maldecir que un meteorito aún no nos ha mandado a la chingada ya como a los dinosaurios.


"Hagan lo que gusten, piensen mierda, coman mierda... pero no la escupan. Carajo."


*: Esa frase fue creada de manera que la gente simple de cabeza la entienda. Vean, pienso en todo y todos.


-Miucha-

No hay comentarios: