26.3.12

(Medio) Sobrevivir a la Feria y no morir en el intento.



Como esa chingadera está próxima a festejarse, he decidido darles unos pequeños consejos y escribirles un par de cosas que necesitan saber antes de aventurarse a esa vil mierda que, al parecer, es lo único bonito y llamativo de mi estado.
Empezaré explicando en qué consiste esa bazofia. Se trata de nada más y nada menos que un "festejo" a todo lo bueno que tiene la población hidrocálida y qué mejor forma de reflejarla que con pura pinche fiesta durante casi un mes. Ahora, para los que tienen gustos afines a los otakus y esas madres, el país invitado es ni más ni menos que Japón (digo, por si se quieren apuntar).

La cosa es que sus "enfrentamientos a la modernidad" han culminado en un mes (a veces menos, a veces más) de pura gente borracha y guapachosa pululando por mi estado cual viles cucarachas en un contenedor. Conste, no estoy en contra de que vengan, al contrario. Los visitantes con su sed de alcohol y ganas de baile traen a mi estado ganancias extraordinarias que difícilmente se conseguirían sólo con el turisteo que viene a ver al mentado Cristo Roto que ni siquiera yo conozco (...). Pero sí, lo cierto es que me caga la inmensa cantidad de personas que vienen, me molesta el escándalo que provocan y más aquellos que ya entrada la borrachera se ponen a gritar "Viva (inserte el nombre del estado pedorro de donde provengan), cabrones". Pero en fin.

Ahora, para las personas que son como yo, la clave para sobrevivir a la pinche Feria es la siguiente:

 Él, como yo, ya se está preparando para vivir el infierno en la Tierra.
*~*~ Escóndanse o huyan a otro estado ~*~*

Es muy simple, si no les gusta ese desmadre no vengan... o no salgan, digo, no sé de dónde jodidos me leen.
El tránsito se torna infernal, la gente cree que por andar de fiesta ni tiempo le debe dar para bañarse y por si fuera poco tienen una educación comparable a la de un pinche mandril. Desaparecen el "por favor" y el "gracias". Ni qué decir del "con permiso" o el "pase usted", digo no tan formal pero ni un jodido "pásale" les sale del hueco fétido invadido de alcohol al que llaman boca.

Para eso el único remedio que les tengo es no salir. Evitar la zona ferial o irse a otro estado donde la atención sea poca. Recomiendo que vayan a San Luis Potosí, no por ser de poca atención (lo cierto es que sólo he pasado de entrada por salida, y por asuntos de trabajo), sino por ser el hogar del fantasma mamón de carretera y tener chocolates Costanzo. Si hubiera punks británicos caminando por sus calles lo cierto es que sería el paraíso, pero no todo se puede así que me jodo.

Ahora que si ya les valió verga lo que les dije y aún así quieren venir a pisar tierras hidrocálidas, ni pedo. Deben saber que no por ver el panorama de compra-venta bastante aperreado quiere decir que sea bueno. Si está hasta el orto es porque... ¡¡en los otros lugares también lo está!!.

Algo así pero en la cerveza que, posiblemente, ustedes beberán.

 *~*~ Cervezas o micheladas callejeras más caras no quiere decir mejores ~*~*

Les narro. La feria pasada por cosas familiares me la tuve que vivir ahí una vez o dos por semana, ya ni recuerdo. El caso es que una vez de esas tantas nos mandaron por alguna mamada al Oxxo. Ése Oxxo quedaba justo a un lado de un puesto donde vendían micheladas, cheladas y cervezas de litro.
Esperando afuera me tocó admirar un espectáculo protagonizado por un sujeto tan borracho que no sabía ni siquiera dónde estaba. Se sujetaba de la corta reja que dividía el Oxxo del puesto cervezero para no caerse.

Invariablemente llegó el momento donde el ya hasta la madre borracho vomitó todo. Cuál fue mi sorpresa que todo su vómito cayó sobre los vasos del puesto y alcanzó a salpicar otros tantos más. Pensé que los retirarían o los llevarían a lavar con agua, jabón y cloro mínimo. Pero no, sólo les pasaron un trapo húmedo y siguieron sirviendo a toda esa gente que parecieran zombies en repartición de cuerpos.

Sean paranoicos con los puestos de cerveza, mucho muy paranoicos. Nunca se sabe cuándo te puedan servir tu michelada con cerveza, petróleo y vómito de teporocho.

Fuera de eso, sepan administrar su dinero. No gasten en cualquier chingadera que les quieran vender. Muchas veces se tratan de cosas chinas que en cualquier tianguis puedes consumir y más barato. Peor, son cosas de look hippioso que tanto abundan en los mercadillos. Digo, eso lo puedes comprar en donde sea, lo chido es presumir que te pusiste hasta la madre en la Feria.

Ahora, hay que ser inteligente y saber que no importa qué tan guapachoso seas puedes esperar a que otro pague lo que quieres. Next tip.

*~*~ SÓLO PARA GUAPACHOSOS Usen el método de la correteada ~*~*

Por si les gusta esa mierda auditiva a la que llaman "Tambora" les doy un consejo. No paguen por sus canciones; al menos no hasta que se den color de que nadie más lo hará por ustedes. Ese método es usado muchísimo antes de que ustedes nacieran (quiero creer) y consiste en lo siguiente.

A menos que sean de gustos muy selectos y underground en cuanto a banda y tambora se refiere, todo mundo pedirá las canciones mierdosas de moda que tanto suenan en los camiones y taxis. Alguien en toda su pendejez ocasionada por el alcohol pagará por esas canciones mierdosas de moda y sin que ustedes tengan que poner un sólo peso. La cosa aquí es ser paciente y esperar. Esperar a que terminada una tambora otro wey decida pagarle a otra y dirigirse hacia esa para hacer lo suyo que es bailar como epilépticos en pleno ataque estando de pie.

Ahora que si son de gustos finísimos y quieren pedir "La chupa vergas" ya no se puede hacer nada. Tendrán que hacerse de pantalones para pedir semejante oda a las mujeres de garganta profunda.

*~*~ No coman en cualquier changarro de renombre ~*~*

Existimos personas con la mala costumbre de hacer tres comidas diarias, y después de caminar como pagano en manda durante horas la neta es que sí dan ganas de engullir algo. Pero no se acerquen al primer congal que vean.
Lo cierto es que muchas veces son sitios pinchísimos que aprovechan el poco conocimiento de los visitantes y les hacen creer que su comida es un manjar digno de reyes cuando lo cierto es que sabe de la ñonga, o mínimo sería fácilmente reemplazada por cualquier otro establecimiento.

Pregunten por la calle y fuera de la zona comercial. Muy lejos si es posible. Más van a saber los cientos de comensales nacidos y vividos ahí que unos pocos weyes que aún usan en su local el tan mitológico método de reciclar botanas (insisto, sean paranoicos).

Lo digo, como todo, por experiencia propia. Existe un mítico taquero por el monumento al Quijote donde cobra los tacos como si estos cogieran (?). Resulta que cobra más por despachar hasta tarde. Gente, hay sitios donde cierran al amanecer y siguen cobrando lo mismo. Sean nobles, mas no pendejos.

*~*~ No hagan pendejadas ~*~*

Sé que seguro les valdrá madre lo siguiente, pero igual se los diré. Mi estado es un sitio muy pequeño, demasiado para mi gusto, e incluso aquí existen los periódicos amarillistas y mamones. Si hacen alguna pendejada saldrán de portada con algún apodo pintoresco, la peor parte es que todos locales nos hemos de acordar y más si se trata de algún visitante. Digo, si les queda algo de dignidad después de su primer borrachera.

Si comparten su Facebook con otros no duden que si salen en alguna foto besándose con una anciana, o perreándole a las estatuas del jardín, los van a etiquetar. La gente suele ser muy mamona. Se los recomiendo porque luego se quejan de su reputación, que el respeto, que la chingada, que bla bla bla.

Ya saben, esto es lo mínimo que ocupan para sobrevivir. Ya ni les hablo del hospedaje y esas cosas porque ahí sí me los tienen que empinar. No todos gozan de tener familia en este rancho olvidado por Dios.

-Miucha-

2 comentarios:

Anónimo dijo...

tonto

Oneechan dijo...

La tan famosa feria de San Marcos, personalmente nunca he ido, aunque me han contado y todos coinciden en que abunda la bebida y por ende, los borrachos.
Tomaré muy en cuenta los consejos O_o quien sabe cuando vaya pero creo que igual algunos pueden aplicar también para la feria de san luis. Y lo de ser paranoico del lugar en donde comes y bebes, yo antes no lo hacía, no me la creía pero cada vez como menos en la calle, aunque por un lado te recomiendo que apliques algo que me dijo mi hermana: trozar tu comida cuando no te la comas completamente o no alcances a terminarla, trozarla lo más que puedas. Así, si no está completa o medio completa, no la pondrán en otro plato. Eso se lo dijo su novio que es chef, quien sabe cuantas cosas habrá visto para decir eso. Y no pedir popotes.
Bueno, es un gusto volver C: por cierto me parece bien lo del LoliPalace, si gustas también puedo ayudar un poco en cuanto a galerias y renovación, en lo de las entradas también ya tengo algo pequeño.
Sayo :3