3.3.12

Merezco ser orinada...



Tengo cierto afecto hacia los asesinos en serie, cierta fascinación y algo de respeto. No justifico lo que hacen, tampoco lo festejo y mucho menos me gusta, aclarando. Es sólo que, si pudiéramos conectar una televisión a las mentes de los demás, me encantaría ver qué es lo que los orilla mentalmente a realizar actos tan atroces. Digo, cosas muy jodidas deberían estar metidas en sus cabezas, o igual, tuvieron una infancia muy mierda.


Por lo único que me hubiera gustado estudiar psicología o psiquiatría son ellos, lo asesinos seriales. Llegar a una habitación con una mesa, un par de sillas colocadas en extremos opuestos, que un sujeto corpulento y de mirada penetrantemente fría esté sentado en una de ellas. Preguntarle cosas, ahondar en su psique y descubrir el por qué le excita desmembrar personas. Era algo que me hubiera encantado, pero aquí en México, pues, digamos que ni en asesinos seriales de calidad sobre-sale. Me imagino que hay infancias buenas por todos lados... o igual aún no los descubren.


Mi fascinación comenzó con Andrei Chikatilo. Lo había visto en una revista, salía en sus buenos años. Qué muchacho tan mono, pensé. Después de que leí el artículo me costó trabajo creer que alguien que luciera así de caballeroso pudiera cometer actos tan brutales. Comencé a leer artículos sobre asesinos en serie, y al encontrar declaraciones donde especialistas aseguraban que tenían problemas mentales ése piquetito de estudiar algo relacionado con la mente se apoderó de mí. Como podremos notar el gusto por estudiar eso se fue al caño, pero mi interés en los asesinos no.


Con el tiempo adquirí libros sobre el tema, sobre ciertos asesinos en particular, cortos de cine, películas e incluso canciones. Éstas últimas son las que me traen aquí.


Honestamente las canciones sobre asesinos son quienes se llevan el premio en cuanto a mis preferencias. No sólo son concretas, de fácil transporte, cortas y disfrutables en cualquier momento o lugar, sino que además dejan el resto del trabajo a tu imaginación cosa que en lo personal me encanta. Imaginar al sujeto, imaginar el ambiente, lo que hace, cómo lo hace y lo que te vaya presentando la melodía es genial. Contrario a las películas que muchas veces tienen efectos churrísimos y hasta en el peor de los casos cuentan con actores mediocres.


Tengo en mi repertorio especial desde aquella de los Beatles que hablaba de un jovenzuelo que mataba personas con un martillo, hasta a Frankie Teardrop que estaba tan desesperado por su situación que no dudó en matar a su esposa e hijo. Ahora, esas canciones que tengo reservadas para cuando quiero visualizar una película de horror en mi cabeza eran todas en inglés, italiano o alemán. Grupos de rock, heavy metal o progresivo, pero jamás imaginé que acabaría así.




El vídeo lo encontré en la página de Escalofrío en la sección de animaciones, y la cación se llama John el esquizofrénico. Como me encanta perder tiempo ahí fui clickeando aquellos vídeos recientes que no había visto y me topé con éste. Por la imagen miniatura que muestra pensé que se trataba de alguna animación gringa hasta que leí la descripción.
Calle 13... Calle puta 13, imaginé en mi cabeza. Me había quedado con esa canción que decía que te salieras del clóset, vil reggaeton de mierda, ¿para qué autocensurarme si la verdad es que me caga esa música?.


Dudé en escuchar la canción, de verdad, perdería la magia escuchar un ritmo tan, em, ¿perreable? sí, eso. Si hablara de un asesino en serie con un ritmo perreable, automáticamente la canción se devaluaría, algo así como los profesores de español que dicen "Haiga".


Así me hice pendeja horas y horas hasta que me decidí a verlo. Me encantó. La descripción del puberto, cómo mataba, lo que hacía, su novia la muerta, todo simplemente me encantó. El ritmo no fue totalmente de mi agrado (creo que es rap alternativo, o algo así), lo admito; pero también admito que cuando Residente dice que quiere que te acerques a él a pesar de las tijeras de jardinería quedé fascinada como puberta actual con póster de Robert Pattinson nuevo. Así es, me gustó una canción de Calle 13.


Incluso me hizo tener una pizca de fé en el producto musical latino ya que, escarbando bien y con algo de suerte, te puedes topar con cosas que no hablan de cojidas, putas, perreo y esas mierdas.


-Miucha-

1 comentario:

Oneechan dijo...

Que curioso..aunque no puedo decir que calle 13 no tiene aunque sea un minimo de imaginación en sus letras, que si bien el ritmo no es lo mejor, lo cierto es que en algunas si parecen haber fumado algo o utilizado el cerebro.
Hablando de los asesinos seriales, el año pasado tome un curso sobre el tema y vimos muy de cerca el caso de Chikatilo, de hecho nos dieron unas hojas en las que viene la escala de psicopatía de Hare (para saber si eres psicópata en menos de 20 min O.o) muy interesante, por cierto.
Es genial volver Q___Q! Aunque sea por poco tiempo u.u